• COLECCIONES
  • EBOOKS
  • Libros singularesFicha del libroimprimir

    Los inventos de los antiguos

    Portada

    Reseña

    Estaba tomando un helado en un establecimiento de comida rápida y he visto a mi ex-Enviar-
    Sigue tan guapa? -Enviar-
    Sí. Aunque ahora debe llevar gafas de sol porque le acaban de operar de cataratas -Enviar-
    Y? -Enviar-
    Charlamos un rato y la he llevado en mi vehículo al pueblo donde vive ahora -Enviar-
    Y? -Enviar-
    Se estropeó el cuentakilómetros y hemos parado en una estación de servicio de la carretera. Nos han dicho que estaría arreglado mañana y... -Enviar-
    Qué? -Enviar-
    Hemos cogido una habitación... para dormir... Me he equivocado y en lugar de encender el aire acondicionado he puesto la calefacción radial -Enviar-
    En qué estarías pensando? -Enviar-
    Cuando nos hemos dado cuenta, he salido al pasillo a sacar un refresco de la máquina expendedora y, por si acaso, también he cogido un preservativo -Enviar-
    Y? -Enviar-
    Se rompió el preservativo y tuvimos que salir corriendo a por la píldora del día después -Enviar-
    Qué mala suerte -Enviar-
    Después del susto, nos despedimos y se marchó con su sobrino a ver un espectáculo de autómatas -Enviar-
    Si te apetece, tengo dos entradas para ir al fútbol esta tarde -Enviar-
    Paso. Por qué no vamos a echar unos bolos? -Enviar-
    Ok. La próxima vez q te encuentres con tu ex, quedamos y me lo cuentas. Esto de los mensajes de texto es un rollo. -Enviar-

    Lo curioso de esta conversación, aparentemente trivial, es que pudo haber ocurrido hace siglos. Porque todo lo que en ella se dice -y digo todo-, se lo debemos a los romanos, los egipcios, los griegos, los chinos, los sumerios.... Y de eso va este libro, de todo lo que nos rodea que pensamos que tiene cuatro días y tiene más años que Matusalén, que según el Antiguo Testamento vivió 969 años.

    Ficha del libro

    • Colección: Libros singulares
    • Autor: Javier Sanz
    • Nº de páginas: 312
    • Formato: Papel
    • Tamaño: 15,50 x 23,00
    • I.S.B.N: 978-84-415-3683-8
    • Código Comercial: 2360059
    • Precio sin IVA: 5,72€
    • Precio con IVA: 5,95€
    • Fecha de Publicación: 01/10/2015

    Índice cerrar índice [x]

    Prólogo

    Los primeros habitantes del mundo

    El día a día

    El 1 de enero
       El vil metal
       El primer chiste de la historia
       El día de la mujer trabajadora hace más de 40 siglos
       El oficio más antiguo del mundo
       La letra con sangre entra
       En la Antigüedad ya se los tocaban
       La primera huelga
       La solución definitiva para las molestas moscas
       Anticonceptivo femenino y tampones
       ¿Quién lleva los pantalones?
       Los derechos de autor
       Fiscalía anticorrupción egipcia
       Las adjudicaciones de lo “público”
       Los olisbos del placer
       La viagra española
       Soy cantante de ducha
       Que no te abandone el desodorante
       Neceser egipcio
       Papel higiénico
       La basura, un problema eterno
       La plata y el agua
       Cuando los legisladores era consecuentes y responsables
       Cuando echar un piropo te podía costar muy caro
       El divorcio express
       La píldora del día después
       Las tertulias y los chupitos de sobremesa
       El jurado popular, un cuento griego
       El maldito despertador
       Feo es el campo sin hierba, el arbusto sin hojas y la cabeza sin pelo
       Si el trabajo es salud...
       Del “digitus impudicus” a la peineta
       Un banquete de insectos
       Placeres gastronómicos
       El primer Iron Man
       Entre bomberos y pirómanos
       La dieta
       Los fast food
       Un texto de relleno
       El primer sordo de la historia
       La orina de Hispania, un lujo para la higiene bucal
       Y para las lavanderías
       De pijama, padrenuestro y orinal
       Vamos al centro comercial
       La navaja suiza, no tan suiza
       El Estado de bienestar
       ¡Cuidado con el perro!
       Paris Hilton ha leído a Plinio el Viejo
       Protege del frío y permite mirar a su través
       Los plebiscitos se crearon porque los políticos pasaban del pueblo
       Elecciones y campañas electorales... sin encuestas de intención de voto
       Graffitis
       Matrimonios homosexuales
       El error de traducción que condenó a las mujeres
       La jubilación, un logro de Sindicatus
       El wonderbra de Eva Herzigova ya lo lucían hace 20 siglos
       Busque, compare, y si encuentra algo mejor, cómprelo
       Editoriales, librerías y best seller
       Taquigrafía
       Las gafas de sol
       ¿Cuándo dejamos los hombres de utilizar los zapatos de tacón alto?
       Ser un “morroputa” te puede costar caro
       Una mentira con más vida que un gato


    Ciencia y tecnología

       Empastes de cera de abeja
       El primer color artificial
       Las momias nunca han descansado en paz
       Tutankamón, el abuelo de los españoles
       La geometría nació de la necesidad
       Operación de cataratas... hace 2500 años
       Sólo les faltaba el implante de mamas y el bótox
       Dadme un punto de apoyo y moveré una carretilla
       La electricidad animal y el magnetismo
       Los tuneladores y los arietes
       La aspirina de Hipócrates
       La primera ginecóloga
       Cápsulas impregnadas por el sueño del olvido
       Arquitectura bioclimática
       Redibujando los mapas
       En mi pueblo se está en la gloria
       Aire acondicionado y refrigeración
       De la sal al gasoducto
       La serpiente de la medicina
       Los primeros buzos
       El mecanismo de un botijo
       Tecnología funeraria
       El primer detector de terremotos
       Robótica en la Antigüedad
       ¿Por qué las construcciones romanas han aguantado en pie más de 2000 años?
       Romanos a la destrucción de Roma
       Si al sentarse durante el embarazo se cruzan las piernas, ¿puede ocasionarle algún    daño al bebé?
       El fenómeno del “fracking” en Hispania
       Coca-Cola, Durex y la máquina de vapor
       ¿Ciencia o milagro?
       Armas químicas
       Nanotecnología, nanotecnología... si ya la conocían en el siglo IV


    Transporte y medios de comunicación

       Corrientes submarinas
       Teléfonos inalámbricos de la Antigüedad
       El diente azul
       El tren del canal
       Barcos a remo de banco móvil o el paño en el culo
       Las estaciones de servicio y áreas de descanso
       El servicio de correos
       Los Titanic de la Antigüedad
       Seguridad vial
       Cuentamillasromanas
       El alcoholímetro de la Antigüedad
       Taxi, autobús, camión...
       Periodismo y prensa del corazón
       Pionero de la aviación
       GPS Vikingo
       El primer astronauta fue un taikonauta

    Entretenimiento

       Los bolos del faraón
       La primera Cenicienta
       ¿Jugamos al cótabo?
       Cuando los soldados jugaban con cometas
       La primera mujer que participó en unos Juegos Olímpicos
       Un deporte de vándalos jugado por caballeros
       El fútbol no lo inventaron los ingleses
       Máscaras, risas, llantos... y un sueco
       Cara o cruz
       Una canita al aire
       No sin mi Barbie
       “Alea iacta est” y la ludopatía
       Conspiraciones, negocios y chismes
       Hundir la flota
       ¡Todos a la Fórmula 1!
       Lobato narrando una carrera de cuadrigas
       Torneo Master de Augusta de golf

    Complementos cerrar complementos [x]

      Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /docs/anayamultimedia/html/libro.html on line 115